Marketing de guerrilla para todos

Capta la atención de tus consumidores de forma creativa

restaurante_vegetariano_tenedor_arbol_streetmarketing

Posiblemente no os estamos descubriendo América si os decimos que hoy en día captar la atención de los consumidores es uno de los objetivos principales de cualquier disciplina de Marketing. Pero en lo que quizá no habéis reparado es que, en esta era digital donde las nuevas tecnologías ocupan cada vez más fuerza en nuestro día a día, hay un aspecto de nuestras vidas en el que no hemos cambiado nada: el número de horas que cada uno de nosotros pasa en el exterior, en las calles de nuestras ciudades. Y es que nuestra presencia y hábitos en calles y plazas, no ha variado tanto con el paso del tiempo. Las empresas y el mundo de la publicidad lo saben, y por ello, hay disciplinas marketeniananas orientadas a hacer llegar su mensaje aprovechando los distintos emplazamientos y elementos urbanos pero de una forma poco convencional. Es decir, con creatividad. Se trata del Street Marketing, Ambient Marketing o como más genéricamente se conoce, Marketing de guerrilla.

La diferencia entre ellas es mínima; podríamos decir que el Ambient Marketing se centra en que la publicidad quede mimetizada con el entorno y los elementos urbanos, camuflarlo de forma original y sorpresiva para el viandante. Lo que se utiliza en vallas publicitarias o cualquier soporte convencional, es adaptado de una forma creativa al elemento urbano. Esa papelera, farola o escaleras mecánicas por la que pasas cada día de repente se convierten en parte de un marco publicitario sin igual. De esta forma, el viandante se sorprende, se capta su atención y por tanto, hemos introducido la marca en su cerebro de una forma mucho más eficaz.

McDonalds_pasos-de-peatonesambientmarketing_GravedadCero

En cambio, el Street Marketing es una disciplina que trata de interactuar de forma directa con el consumidor pero en el medio urbano. Existe movimiento. ¿A quién no le han dado alguna vez en la propia calle un panfleto de un restaurante, tratándole de convencer para que fuese a comer allí? Si, eso es el street marketing más primitivo que se conoce. El Street Marketing que desde Gravedad Cero defendemos, se basa en poder sorprender, entretener y seducir al consumidor sin que convierta en una ataque directo e invasión de la intimidad. Queda claro así, que el usuario es una parte muy importante de este tipo de acciones, jugando con su sorpresa y su participación activa, introduciendo el mensaje de la marca de forma disruptiva en la vida del consumidor.

Quizá con esto os pueda parecer que estas modalidades de marketing quedan reservadas exclusivamente para empresas o marcas con presupuestos tan importantes y grandes como ellas, pero no es así. Si nos vamos al significado común de “guerrilla”, a todos nos viene a la mente las escaramuzas propias de grupos pequeños para salir victoriosos en luchas desiguales. Y en este caso es así, las pymes y pequeños negocios locales pueden sacar ventaja de la originalidad y efectividad de este tipo de acciones creativas, ya que tienen un alto impacto con presupuestos ajustados. Además, muchas veces los propios usuarios colaboran a la propagación del mensaje, gracias a la viralidad de las redes sociales. No en vano, el propio sentido de la creatividad es este, proporcionar soluciones diferentes a necesidades existentes, en este caso, ideas originales para diferenciarse de la competencia y captar la atención de nuestro público objetivo.

¿En qué se diferencian estas disciplinas con las tradicionales? Queda claro que la publicidad tradicional está perdiendo parte de su efectividad. Cada vez nos hacemos más inmunes a los anuncios en prensa, en radio o en televisión debido al continuo bombardeo. Este tipo de disciplina del marketing lo que trata es de interactuar con el consumidor de una forma mucho más directa. Y para ello utiliza tres armas fundamentales:

  • Creatividad: Como forma de sorprender y captar la atención de los consumidores.
  • Localización: Como novedad en donde los consumidores reciben el mensaje.
  • Contacto directo: Como nueva forma de comunicación donde el diálogo cobra más importancia que el monólogo

cheesestorming21

A modo de ejemplo, os explicamos la acción ‘Que no te la den con queso’. Un ejemplo de Street Marketing que llevamos a cabo conjuntamente con varios protagonistas del mundo gastronómico y que se hizo con un presupuesto cero, poniendo de manifiesto que este tipo de acciones si se pueden llevar a cabo dentro de las PYMES. Durante el mes de abril tuvimos la oportunidad de juntarnos con Rubén Valbuena de Granja Cantagrullas, David Lapoujade, Mikel Zapirain y Justino Diez para preparar un intenso fin de semana en tierras de Medina del Campo. De entre todas las actividades que hicimos dentro de la experiencia #cheesestorming, el street marketing fue la más especial para nosotros, que nos encargamos de desarrollar la idea original y la coordinación de la acción.

El objetivo de la acción no era otro que transmitir a la gente de Medina del Campo, la importancia de comer productos artesanos frente a otros productos más industriales. No pretendíamos vender, ni mostrar una marca. Simplemente era una acción creativa de concienciación. El elemento elegido era el queso artesano. Pero no les ibamos a dar queso a los viandantes. Teníamos que sorprenderles de alguna manera para que el mensaje cobrase más fuerza. De ahí surgió la idea de repartir trozos de madera como si fuese pequeñas cuñas de queso en una servilleta, donde venía explicado el significado de la acción. Teníamos la creatividad y teníamos la localización, la Plaza Mayor de Medina del Campo. Sólo nos faltaba la forma de hacérselo llegar a nuestro público. Para ello y gracias a Rubén, contamos con la presencia de cuatro personas influeyentes del mundo de la gastronomía. El actor Juan Echanove, el bloguero Mikel López Iturriaga, el periodista Pepe Ferrer y el gestor de eventos gastronómicos Jorge Güitian fueron las personas que nos hicieron de camareros improvisados para tratar de sorprender a los viandantes de Medina. ¿El resultado?  ¡Juzgadlo vosotros mismos!

«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *