Cómo hacer una gymkana creativa para emprendedores

Gymkhana Gravedad Cero26

 

Cómo hacer que la gente descubra que dentro de ellas, existen ciertas características esenciales para emprender? ¿Cómo mezclar en una actividad,  la creatividad con el emprendimiento y que encima  haga sentir a los participantes que están disfrutando de una experiencia original y diferente? Con esta premisa, iniciaba un reto sobre el cual, tenía especial interés en trabajar, unir Creatividad y emprendimiento, dos de las palabras que más utilizo y que tanto significado han cobrado para mí en los últimos tiempos con Gravedad Cero. Así es como nació la experiencia Emprendes o k ases!!!

Como toda historia que se precie, este reto tiene un inicio. El punto de partida se generó cuando decidí participar en la gymkana que había preparado el HUB MADRID  en el mes de julio. Mi participación encendió una chispa en mi interior que me hizo recordar los grandes momentos que he pasado participando y preparando gymkanas y juegos de ciudad, en mi etapa como integrante del grupo scout Cruz del Sur de Valladolid. Y como buen creativo, vi la oportunidad. ¿Por qué no llevarlo al campo del emprendimiento? Como consumidor asiduo de charlas, programas y mesas redondas de experiencias de emprendedores, estaba un poco cansado de oír siempre las mismas historias bonitas. Y si yo lo estaba, seguramente otra gente podría compartir la misma opinión. Gymkhana Gravedad Cero2

Debido a la situación actual en la que nos encontramos, autoemplearse y sacar un negocio a través de una idea original y a la par arriesgada, se ha convertido en una de las opciones de moda dentro del tejido empresarial. Pero, ¿sabemos todo lo que implica el significado de la palabra emprender?. Por este motivo, me lancé a preparar una experiencia que fuese entretenida y formativa a la vez. Así que me puse a pensar como podría hacer vivir en primera persona a nuevos emprendedores y personas que buscaban serlo, una aventura diferente y original. ¡Una gymkana de pruebas! ¡A la vieja usanza! Pero con retos que tuvieran que ver con la labor de emprender. Así que, manos a la obra, a estrujarse la neurona y a pensar de manera creativa en como hacer que los participantes pudieran experimentar en sus propias carnes las subidas y bajadas de esta montaña rusa llamada ‘Empresa personal’.

Cartel Gymkhana Gravedad Cero

Si tenía que preparar una gymkana, lo primero de todo era rodearse de aliados que me facilitaran lo que de por sí no poseía, una imagen, un espacio y un premio. Necesitaba un sitio donde empezar la gymkana y recibir a los posibles participantes. Y qué mejor que hacerlo en uno de los espacios de coworking de moda de nuestra ciudad, Rana Cowork. En todo momento se mostraron dispuestos a ayudarme, al igual que el restaurante Matilda, quien amablemente nos ofreció un premio gastronómico para el equipo que ganase la gymkana. Y una imagen potente, acorde al público a quien iba dirigida. Por eso contacté con Marta Marcos, una amiga y además diseñadora gráfica de profesión, que se encargó de toda la imagen de los carteles y las pruebas.

¿Participantes? ¿Pruebas? ¿Horarios? ¿Difusión? ¿Colaboradores? ¿Lugares de realización de las pruebas? Comenzaba un puzzle donde tener que encajar las piezas. Para ser una primera vez, pensé en un número de participantes manejable, doce.

Lo siguiente era pensar las pruebas. Tenían que divertir, enganchar y  sobre todo que llevaran una moraleja y reflexión relacionada con el emprendimiento. Por eso me centré en cinco de las características más importantes para poder emprender. Pasión como motor de mi idea, creatividad para buscar caminos alternativos a los problemas, iniciativa como medio de no perderse en el camino, la  flexibilidad para adaptarse al entorno que nos rodea y  la organización y liderazgo como método para enfocar nuestro sentido común. Y para todo ello, pedí fiel consejo a dos grandes personas que me ayudaron a encajar todas las piezas, Cristina y María.Gymkhana Gravedad Cero14

Tenía el sitio, tenía las pruebas y tenía el premio. Ahora había que engranar toda la maquinaria para ver cómo se iba a producir la actividad. Necesitaba un recorrido y pensar en cinco espacios abiertos de la ciudad. Necesitaba un permiso del Ayuntamiento de Valladolid para poder llevar a cabo la gymkana sin ningún problema y necesitaba ocho voluntarios que me ayudasen a realizar las pruebas a los diferentes equipos cuando llegasen a sus puestos. Y para esto último, no hay nada como tirar de amistad. Eso que todo emprendedor debe de poner en valor a la hora de enfrentarse a una actividad ‘sin un duro’ de por medio, porque la gymkana era totalmente gratuita para sus participantes. (Mil gracias de nuevo a todos los colaboradores de la gymkana).

¿Y entre prueba y prueba? ¿Cómo van a ir los equipos de una prueba a otra? Aquí también había que utilizar la creatividad para que los participantes vivieran una nueva aventura para descubrir su siguiente destino. Acertijos, libros, trabalenguas, fueron algunas de las divertidas técnicas que utilizamos para poner a prueba la pericia de los equipos. Eso sí, los equipos no partían rumbo al siguiente destino sin nada entre las manos.  Al finalizar cada una de las pruebas, recibían una pieza de un puzzle que conformaban las cinco características clave para emprender que habíamos elegido.

Faltaba por engranar un factor determinante para llevar a cabo la experiencia creativa, la promoción y publicidad del evento. Y otra vez, vuelta a recurrir a los contactos. ¿Qué sería de un emprendedor sin contactos?  Entre poco y nada. Son esa maravillosa gente que te ayuda a difundir tus noticias y tus historias sin esperar recibir nada a cambio. Y gracias a ellos y a la rapidez que proporcionan las redes sociales, en menos de una semana pude completar el cupo de participantes.

Entre paseos, entrevistas para los medios de comunicación y compras de última hora, llegó el gran día. Los participantes estaban citados a las 11 de la mañana en Rana Cowork donde se produciría la primera toma de contacto. Una breve presentación inicial de cada uno de ellos, un vídeo de motivación y ya estábamos listos para hacer los equipos de forma aleatoria. Como si del sorteo de la Champions se tratara, teníamos un bolso opaco donde cada participante debía meter la mano y sacar una chapa de los diferentes negocios y colectivos que han colaborado (Rana Cowork, Matilda, Notedetengas y Gravedad Cero). Esto simbolizaba el equipo al cual iban a pertenecer. Y primera tarea, los equipos iban a funcionar como pequeñas PYMES. Por lo tanto, tenían que decidir una actividad empresarial, sus clientes y el nombre de su empresa.Gymkhana Gravedad Cero28

Una vez hecho esto, se les daba una calle y una llave para encontrar el primer puesto donde les iban a recibir los colaboradores para hacerles las pruebas. Y a partir de aquí comenzaban las carreras para ver que equipo era el primero en superar todas las pruebas de la gymkana. ¿Que quieres saber cuáles eran? ¡Tendrás que participar en las siguientes ediciones! Eso sí, te decimos que al finalizar la gymkana pusimos la plaza de Cantarranillas patas arriba convirtiéndola en un escenario improvisado de baile.

Como dictaminaban las bases de la actividad, hubo un equipo ganador pero la gran victoria fue general al comprobar como todos, acabamos con una sonrisa en la boca, una  bonita foto de familia  y compartiendo las anécdotas de los retos superados.

Puedes ver las fotos del evento en la siguiente dirección: www.facebook.com/GravedadCero

 

 

«

Comments

  1. Pingback: Creatividad efectiva - Gravedad Cero

  2. Pingback: Gymkhana celebración décimo aniversario guardería Los Planetas |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *